A vueltas con el término cuñado

   ¿Qué es un cuñado? Es la pregunta que se tiene que hacer en estos momentos muchísima gente sin acceso a las redes sociales cuando escucha constantemente este concepto, utilizado siempre con una connotación despectiva.

   Los rasgos más reconocibles en un cuñado suelen ser la experticia en todología -de todo sabe, de todo opina-, el uso constante de lugares comunes generalmente aceptados, la incapacidad para la reflexión crítica y la formación del criterio en base a lo que haya leído, escuchado o visto en los medios de comunicación a los que se adscriba.

   Si bien el cuñado típico suele estar encuadrado en lo que llaman “centro político”, que no es otra cosa que el franquismo sociológico aplicado en el siglo XXI, tenemos cuñados de todo tipo: el casposo de derechas, el ni-ni -últimamente adscrito al ciudadanismo-, el pijo-progre (habitual de El País, normalmente) y el cuñado perroflauta -término odioso donde los haya, pero que, reconozcámoslo, también existe-. Ya lo decía Tote King: los macarras con Sardá y los progres con Buenafuente.

   También podemos encontrar otra suerte de cuñado que se adscribe a la llamada izquierda illuminati, que por no creerse lo que dice ningún medio de comunicación del establishment mediático pasa a suscribir absolutamente todo lo que digan los medios de información alternativa (aquí una muestra muy loca: el tabaco previene el cáncer).

   El cuñado que más interesa en este sentido es el cuñado español al uso, al que reconoceremos por sus filias políticas basadas en cuatro grandes bloques:

   “No soy________, pero”: este tipo de cuñado alega que no es racista, pero los inmigrantes tienden a robar mucho; no es machista, pero las mujeres visten como putas -ojo a la putofobia-; que se casen, pero que no lo llamen matrimonio. Los más ultras de esta corriente llegan a afirmar que no son machistas porque sus padres cocinan. Maravilloso.

   “A las cosas por su nombre”: lo que antes venía siendo el clásico derechón de “todos putas, rojos y maricones”, ahora milita en la opinión del “yo no digo que no haya paro, pero también hay mucho vago que no quiere trabajar”. Otra modalidad reconocida es la que encuadra el fraude fiscal en los fontaneros que no hacen factura (dentro cuadro), modalidad al parecer compartida por el Gobierno del Partido Poplar (dentro vídeo). Este cuñado ofrece un potente nicho electoral a Ciudadanos y su lema “sin pelos en la lengua”.

   “Ni tanto ni tan calvo”: lo que antes era el ni-nismo “ni de izquierdas, ni de derechas: lo que funciona”, es otro potente slogan de la raza cuñada que puede incluso llegar al Senado. Suele venir de la mano de lugares comunes como “los extremos se tocan”, que en su particular revisionismo histórico encaja en el mito fundacional del régimen del 78 que pivota sobre la Ley de Amnistía a raíz de la cual “todos nos perdonamos” -que dígame usted que le tienen que perdonar a Marcos Ana, por ejemplo-, ya que en la guerra “todos cometieron atrocidades”.

   “Esto lo arreglaba yo en un santiamén”: es algo así como el totalitarismo del todólogo, que más o menos viene a afirmar que los problemas aparecen por generación espontánea y con una dosis de “sentido común” podrían arreglarse, sin necesidad de recurrir a ningún tipo de medida extrema -perfecta fusión con el “ni tanto ni tan calvo”-.

   Por cierto, tampoco estaría de más revisar la carga patriarcal del propio concepto de cuñado, que orbita en torno a la creencia generalizada de que el marido de tu hermana es tonto, pero ella no se da cuenta, en una suerte de paternalismo generalizado nunca aplicable a las cuñadas -que haberlas haylas-. Y, ya de paso, plantearnos si el concepto tradicional de la suegra odiosa y el suegro protector no vienen a reforzar los privis patriarcales, tampoco estaría de más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s