Jimmy’s Hall (parte I)

      Basada en hechos reales, esta película de Ken Loach narra la historia de Jimmy Gralton, militante comunista irlandés que se convertirá en el primer deportado por la República de Irlanda.

      Link descarga Jimmy’s Hall en HDRip [vía torrent para Windows y para Linux].

      Link para ficha IMDB.

      Aparte de las constantes referencias a la contradicción entre la lucha de clases y el Estado nación recién independizado de la metrópoli, típicas en el cine de Ken Loach -cuya mejor muestra es El viento que agita la cebada-, me ha llamado la atención este diálogo entre un sacerdote católico entrado en años, el “padre” Sheridan -interpretado por Jim Norton- y el joven “padre” Seamus, interpretado por Andrew Scott [00:36:57]:

Padre Sheridan [leyendo]: El centro Pierce Connelly se vuelve a abrir.

Padre Seamus: Y habrá baile este fin de semana. Tal vez debiéramos pasarnos.

Sheridan: Anunciado en un periódico comunista. Fíjate: clases de todo tipo. Un desafío, eso es lo que es.

Seamus: Con el debido respeto, lo mejor sería hacer caso omiso. La represión crea beligerancia, según dicen.

Sheridan: Sí… “A cada uno según su capacidad, o bien según su necesidad” [sic]. El Manifiesto comunista es casi religioso. “Ama al prójimo como a ti mismo”. El lenguaje de la hermandad se extiende en un mundo de galopante codicia. ¿Te das cuenta de lo atractivo que suena en los barrios pobres o de desempleados, eh?

Seamus: .

Sheridan: Esta depresión ha destruido vidas en todo el mundo. La miseria crea desesperación y solo quedan esos comunistas para encender la mecha.

Seamus: Vamos, no exagere, solo habrá ciento cincuenta comunistas, como mucho, en todo el país.

Sheridan: Un solo hombre, un solo libro, cambiaron el mundo: Karl Marx.

Seamus: Jimmy Gralton no es Karl Marx, solo es un trabajador.

Sheridan: Su madre dirigía una biblioteca móvil. No seas condescendiente con un autodidacta, ¡sobre todo si ha trabajado en las minas!

Seamus: Es un inconformista, pero es un inconformista de peso ligero.

Sheridan: Cierto, pero con fuego en el alma y un plan en la cabeza. No se deja comprar. No es codicioso, ni egoísta. ¿Sabes? Me recuerda a los primeros mártires. ¿Has leído algo sobre los sindicalistas en Estados Unidos, los wobblies? Entran en ciudades y fábricas… Son encarcelados, linchados asesinados… Si los sacerdotes tuviéramos su valor…

Seamus: Bueno eso no es tan dramático aquí. Solo es un cobertizo, en un lodazal irlandés.

Sheridan: Sí, con un gramófono.

Seamus: Con un gramófono. 

Sheridan: Primero el baile, luego los libros. Empezará abajo, por los pies, y subirá hasta sus cerebros, si lo tienen. Con ese maldito libro, ¿eh? ¡Das Kapital! Yo también me compraré uno.

Seamus: ¿Comprará ese libro? 

Sheridan: Me refiero al gramófono, ¡maldito atontado!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s