Del 18J al 6D, pasando por el 20N

 

   Hoy, veinte de noviembre, como todos los años, lo peor de la caspa española celebra banquetes en honor al dictador Francisco Franco -y en menor medida a José Antonio Primo de Rivera-.

Quede clara una cosa: estos banquetes son absolutamente marginales y las personas que todavía se autoproclaman franquistas son apenas un puñado de nostálgicos del régimen de 1936, pero lo interesante sobre el particular es analizar el hilo que todavía une 1936 y 1978, así como el 18 de julio con el 6 de diciembre, pasando necesariamente por el 20-N.

Estas fechas significan mucho en la historia reciente de España: el 18 de julio de 1936 es la fecha del golpe de Estado contra la República y el 6 de diciembre se celebra el Día de la Constitución, hito y mito original del Régimen del 78. 

Continuar leyendo “Del 18J al 6D, pasando por el 20N”

Anuncios

Albert Rivera y los hegemonstruos.

   Decía Antonio Gramsci que en el claroscuro producido mientras el viejo mundo muere y el nuevo aparece, surgen monstruos.

   De la prolífica obra del comunista italiano, el concepto más repetido en nuestros días es el de “hegemonía”, usado tanto como azote de zorrocotrocos como en forma de excusa para comulgar con ruedas de molino. Pero eso es otro tema.

Continuar leyendo “Albert Rivera y los hegemonstruos.”

La Marsellesa y el Estado

   A causa de los brutales atentados yihadistas en París todos hemos sido testigos de terribles imágenes sobre lo sucedido, pero ha habido una que, no por dramática, ha suscitado multitud de comentarios entre los españoles: la imagen de los espectadores abandonando el estadio al son de La Marsellesa.

   Esta canción, elevada a la categoría de himno universal de los valores liberales y republicanos, también es el himno nacional de Francia desde finales del siglo XVIII, excepto durante los tiempos en que la tiranía antidemocrática volvió a imponerse sobre el pueblo galo (durante el Imperio, la Restauración y la ocupación nazi). Esto no significa que la República Francesa -van por la Quinta- sea un régimen democrático en términos absolutos, pero es obvia la importancia de ese país en la materia.

Continuar leyendo “La Marsellesa y el Estado”

El hilo morado de la historia

Porque fueron somos, porque somos serán.

     “La gran tragedia española, que ha sido una constante repetida hasta nuestros días, ha consistido y consiste en que nunca en nuestra Historia el pueblo impuso su poder en la balanza, y ello debido a que su vanguardia dirigía desde arriba a un pueblo pastoreado, alargando hasta la arcada el lema del despotismo ilustrado para, finalmente, consagrar un relato que sigue hoy hasta nuestros días: el pueblo español no se sabe gobernar”.

     “Este es el hilo morado de la historia: el Pueblo que nunca construyó su relato, ni impuso su voluntad, y ahora puja por hacerlo. Y es un relato potente en tanto que compatibiliza el discurso “ciudadanista” con nuestra tradición revolucionaria, sugiriendo que la actualización del republicanismo ciudadano (liberal, ilustrado y pequeño-burgués) ha devenido en un movimiento rupturista de las clases populares”.

Continuar leyendo “El hilo morado de la historia”